viernes, 20 de marzo de 2015

Malditos Amigueros y maldito Amiga


En el grupo de retro en el que habito hay varios Amigueros de pro súper defensores de esta plataforma, tanto que casi llego a cogerle manía al Commodore Amiga, ya que los Amigueros están hechos de otra pasta y son casi como una secta, cuando entras en ella nunca más vuelves a salir. Así que me decidí hacer un cambio de máquinas con uno de estos amigos y me hice con un Amiga 500 dispuesto a ver los pros y contras de manera objetiva y sin fanatismos. Lo primero que me gustaría que tuviera en cuenta el lector es que estamos hablando de una máquina de los 80, y yo por esa época ni sabía que existía este sistema por lo que este artículo es de un neófito y no voy a hablar de la historia del Amiga ni de datos técnicos, si no de las sensaciones que me a producido y como he visto esta máquina.
Lo primero que me llamo la atención nada más enchufar la máquina y cargar el S.O es el sonido de la disquetera, un sonido muy particular y curioso, casi me enamoro a la primera carga. El S.O llamado Workbench me recordó mucho al Windows 1.0 o al Apple II OS en su estética, pero este viene con varias mejoras que me dejaron bastante sorprendido, como que realmente el sistema es un multitarea preferente, cosas que no llegaría a conseguir Microsoft hasta que no lanzo el Windows NT, o poder usar varias ventanas a resoluciones
diferentes, cosas que están más que superadas a día de hoy, pero que no dejan de sorprender en una máquina de 1987. Por supuesto todas estas mejoras tenían un hándicap, y era que el Amiga 500 tenía que tener más de 1mb de memoria, ya que de serie solo venía con 512kb, así que había que pasar por caja y comprar una ampliación. La verdad que las primeras impresiones fueron espectaculares así que me puse a cargar lo que más me gusta, los juegos. El primero que cargue fue el Arkanoid, no me preguntéis por qué, pero vi el diskette y una fuerza me obligo a cargarlo. Lo primero que me dejo loco de este juego fue la música del principio, es verdad que no es la mejo composición musical, ni la más larga, pero comparándola con la versión pc que fue la que yo jugué esta le daba un millón de vueltas. Los colores en pantalla también me sorprendieron gratamente por el colorido, todo tiene color y bordes y no hace uso de los grises. Pero lo que me dejo ya sin habla fue el control, ya que no se usaban las teclas, si no el ratón, algo tan simple que es usar el ratón para jugar y que siempre había atribuido a Microsoft, el Amiga ya lo hacía mucho antes.

 Por supuesto después de esto me apresure a cargar el Zool, los lemmings, algunas demo y no podía creer la potencia que llego a desplegar este ordenador en los 80, tanto gráficamente como en el apartado sonoro. Las pruebas estaban siendo súper satisfactorias y la secta del Amiga me estaba convenciendo para que me uniera a ella con muy buenas argumentaciones, así que yo quería más y quería probar juegos como el Turrican, Alien Breed, Toki, Elite II: Frontier, etc. 

Pero desgraciadamente no había manera de pasar los juegos descargados desde el PC a un diskette de Amiga, la única solución era hacer un cable serie y mediante un programa comunicar el PC con el Amiga y traspasar los datos a la memoria del amiga y luego copiarlos en un diskette, pero la tarea era ardua y extremadamente lenta, así que decidí comprar una emuladora USB de diskettes y modificarla para poder jugar a todos los juegos de amiga sin necesidad de diskettes, la ya archiconocida GOTEK.
Y así poco a poco fui indagando y customizando mi amiga, hasta que me di cuenta que ya solo quería tocar a mi Amiga, jugar con mi Amiga y que la máquina que más estimaba de toda mi colección era mi Amiga 500. Y sin darme cuenta me había convertido en un acólito de la secta de los Amigueros, porque realmente esta máquina era mil veces superior a todo lo conocido hasta ese momento, pero por mala praxis de la compañía Commodore Amiga murió de una manera vil y absurda. Entiendo ahora a los Amigueros de pro cuando se rasgan las vestiduras imaginando que hubiera sido de Microsoft si Commodore hubiera apostado como se merecía a esta plataforma, pero eso es otra historia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Amiga mía, princesa de un cuento infinitoooooo.... amiga mía, tan solo pretendo que cuentes conmigo; amiga mía... a ver si uno de estos díaaaaasssss....

Sito_pixelacos dijo...

Yo odio a todos los que tuvieron un jodido Amiga en su dia. Pero los odio por pura envidia. Una envidia que no puede ser ni sana. Los mataria a todos. jajajajaja.

El amiga era el sueño de todos los que teniamos un spectrum, cpc, o similar. Veiamos como las fotos de atras de nuestros juegos eran siempre de este ordenador. Veiamos como en las revistas los graficos de sus juegos eran identicos (o eso es lo que nos parecia) a los de arcade, y la envidia nos corroia.

Llevo mas de una decada en la que he estado a un click de comprarme uno, pero luego pienso que ahora ya es tarde, y que no podria disfrutarlo tanto y jamás supliria esa carencia afectiva que tengo por no haber tenido uno en su momento. XDD

La unica solucion es inventar una maquina del tiempo, comprar un amiga, y llevarselo al Sito de 9 o 10 años. XDDDDD

Carlos Blanco Sacristan dijo...

Bienvenido al mundo del Amiga...

Carlos Blanco Sacristan dijo...

Bienvenido al mundo del Amiga...

Primy dijo...

XD Gracias Carlos, ya estamos en el mismo barco los dos. Sito_pixelacos te recomiendo que si puedes lo compres y le hagas el mod de la GOTEK para no usar disquetes, porque te aseguro que si le sacaras mucho partido y no es tan tarde como piensas, siguen siendo unas máquinas tremendamente espectaculares.